SLIDER

VENDER VENDER VENDER Y COBRAR, CLARO.


Vendemos SOLUCIONES es la premisa para que nuestra venta salga redonda.
Describir tu producto, está bien: -Mis pasteles están elaborados con materia prima de excelente calidad, horneados con amor y la mejor presentación. Pero hay unos cuantos tips ultra probados por todo departamento de ventas del mundo que deberías tener en cuenta si querés vender más.


Furor en Brasil: Food Bike´s. Si estás pensando en un negocio de inicio, esta podría ser una opción. 



Ser efectivo.
- Conocer al cliente mientras estás realizando la venta.
Cuando alguien nos consulta por un producto, no respondemos inmediatamente como un robot. 
Ejemplo: Si nos pregunta por una torta de dos pisos y de frozen, no le preguntamos de que sabor quiere el bizcochuelo y los rellenos y le damos de un cachetazo el precio por kilo, Investigamos un poquito sin romper su intimidad, lo suficiente para mostrarnos interesadas en su pedido de manera personal, comprometida.
*Una torta de Frozen! Pero que divertida_! Y cual princesa le gusta más? Elsa ó Ana?* (Aunque nuestra parte mental diga *otra torta celeste de hielo, joder!*

Las nenas aman las princesas y a mí me encantan! Contame como se llama la cumpleañera.. personaliza el pedido, mostrarle a la clienta que te interesa saber para quien trabajas resulta muy efectivo, y además a las mamás se nos cae el traste cuando alguien dice el nombre de nuestro hijo. No queda lindo decir -“ahá, para cuantas personas es?”.  Cumple años una princesa! No es cosa chiquita!
Y este trabajito no es hacer de cuenta que te interesa, de verdad tiene que interesarte, tu clienta te pagará un dinero por tu trabajo, un dinero que usarás como quieras. No ataques al cliente, ellos te pagan el sueldo.


 Perfilar y  Segmentar clientes.
No tenes porque conocer vida y obra de tus clientes, pero es importante que conozcas su lado consumidor. 

Cliente ABC1: públicos a los que les podes vender cheesecakes, tiramisús y shots de chocolate.
Cliente C2: a los que les podes vender pastafrollas, tartas frutales y tortas de cumple.
Cliente C3: de menores recursos, pero que si tenes un negocio en donde camina mucha gente, tenés que tener un producto para ellos.
Los 3 son nuestros clientes y los amamos, porque nos  generan $ y ese es nuestro fin. 

Cuando piden rebajas:
Si mi cliente ABC1 me dice "waoo, no pensé en tanto", no le hablo  de abaratar, porque primero muerta antes que sencilla! jaja sino más bien le pregunto “Y si probamos con algo más tradicional? ahí podríamos manejar otros valores”.
Cuando mi cliente C2 quiere bajar el presupuesto le digo “te puedo ofrecer una opción más económica, manteniendo siempre la calidad, claro.” Porque es real que quiere comer rico, pero no siempre puede pagar determinados precios. Buscamos ofrecer algo que le guste, pero que tenga menos costo así podemos corregir precio de venta.
En cambio a mi cliente C3, el laburante que pasa por la panadería antes de ir a la obra, la empleada por horas, que tiene justo para unos biscochitos, o también un cumple sencillo pero con una linda torta, debemos prestar atención porque acá los números son muy ajustados, y queremos ganar dinero, para eso tenemos un negocio.

 
Poner atención a los detalles.Cerrar la boca y vender es un libro récord en ventas.  Jaja suena gracioso si, pero es un libro real y existe. Si lo pensás como compradora sabes de que te hablo. Los vendedores muchas veces nos aturden y no nos dan espacio siquiera para preguntar lo que teníamos en mente, nos bloquean. Entonces, para vender, primero pregunto ¿En que te puedo ser útil? El cliente quiere saber como vamos a ganarnos nuestra paga, quiere saber si merecemos ganar dinero o no. Y dejamos que el cliente se venda solo lo que el quiere. Para cuando termine de hablar ya sabemos que quiere, como donde y cuando, y solo debemos cerrar la venta viendo los detalles.


Cumplir lo que prometes. 
Si prometiste a la princesa Elsa volando alrededor de la torta y tirando chispas de colores, tan solo por cerrar la venta, más vale que cumplas! Porque si no cumplís va a ser peor que no haber vendido. Es esencial aclarar detalles con la clienta antes de cerrar el trato. Ver los detalles, saber que estás capacitada para cumplir o negociar con algún aliado para conseguir a Elsa volando o bien decir “mirá, volando no, pero sentadita en una nube de hielo que te parece?” Tu clienta agradecerá tu honestidad y valorará el no mentir. Además, va a recibir lo que prometiste.



COBRAR ES PARTE DE VENDER.Esto es un negocio, no un hobby.Hay que perder el miedo, además así nos mostramos profesionales: este es mi trabajo, no mi pasatiempo. 
Es importantísimo saber si tu cliente puede pagar
Entonces, cuando llegas a un acuerdo por  el pedido debes cerrarlo con un: “Como lo vas a pagar?
Si el cliente solo te ofrece una seña, tenés que establecer como método de trabajo de cuanto es, usualmente es el 30%.
 Y si el cliente  te dice “te voy trayendo de a 100 pesos” le decís “mirá, preferiría que vos vayas guardando y me traigas una seña del 30% y el resto cuando retiras el pedido, porque así yo me organizo mejor" De esta manera no hay forma de que al cliente le queden ganas de jugar al fiado ó al te pago después. También en situaciones como estas debe quedar claro el pacto de trabajo, donde y cuando se entregará y que de no querer el trabajo, la seña no se devuelve, así lo van a pensar bien y si te encargan un pedido, ya sabés que está asegurada su entrega.

Espero una vez más lanzar un poco de luz a tu emprendimiento.

¿Tenes alguna pregunta puntual sobre algo relacionado a tu proyecto? Podes dejarla acá abajo y puedo investigar al respecto.

Saludos desde la cocina, Paula.


No hay comentarios

Publicar un comentario

© Emprender la Felicidad • Theme by Maira G.